San Pedro: La vida y el legado del apóstol más importante de Jesús por Charles River Editors

San Pedro: La vida y el legado del apóstol más importante de Jesús por Charles River Editors

Titulo del libro: San Pedro: La vida y el legado del apóstol más importante de Jesús

Autor: Charles River Editors

Número de páginas: 43 páginas

Fecha de lanzamiento: December 20, 2017

Editor: Charles River Editors

Charles River Editors con San Pedro: La vida y el legado del apóstol más importante de Jesús

San Pedro: La vida y el legado del apóstol más importante de Jesús por Charles River Editors fue vendido por EUR 2,99 cada copia. El libro publicado por Charles River Editors. Contiene 43 el número de páginas.. Regístrese ahora para tener acceso a miles de libros disponibles para su descarga gratuita. El registro fue libre.

Además de Jesús, no hay otro personaje trazado más vívidamente en los evangelios que Pedro. Hablar de San Pedro es hablar de un hombre de acción. No en balde es el apóstol más mencionado en el Nuevo Testamento: un total de 195 veces. En comparación, Juan, el siguiente más popular, alcanza apenas 29 menciones. Es en los momentos decisivos, donde se requiere una acción rápida y categórica, donde el líder de los apóstoles brilla; ahí Pedro no tiene rival en el círculo interno de personas que seguían a Jesús de Nazareth. Es la inacción y en la incertidumbre donde vacila, se derrumba, muestra su lado humano. Con todo eso, y a pesar de ello, se convirtió en el hombre de confianza de Jesús, y con el tiempo, en el líder de la naciente Iglesia. Reconstruir la biografía de Simón Pedro, el pescador galileo, implica lanzar las redes sobre aguas de las múltiples tradiciones sobre el líder de los Doce, el hombre siempre presente en los puntos de inflexión de la historia. Con buenas razones se ha dicho que la narración evangélica está escrita desde su punto de vista. Es él a quien Jesús llama primero cuando se halla trabajando en la orilla del mar; es Pedro quien proclama con ciego entusiasmo que su maestro es el Mesías; quien discute con él sobre las consecuencias y el significado de ese título; quien llora amargamente ante su fracaso; quien se introduce en a la casa del sumo sacerdote donde tienen preso al rabí, y quien después de la crucifixión se arroja a las oscuras aguas, antes de la salida del sol, cuando cree verlo parado en la orilla del mar.

Pedro ya era un hombre casado con oficio permanente en Capernaúm cuando Jesús de Nazaret pasó a su lado y le dijo: “Sígueme y te haré pescador de hombres”. A pesar de que los cuatro evangelios canónicos suelen tener desacuerdos entre sí, todos coinciden en un aspecto crucial: la preeminencia de Pedro. Simón Bar-jonás (el hijo de Jonás) fue portavoz y líder de los apóstoles, el discípulo de confianza del Señor e, irónicamente, el que una y otra vez le falló por medio de su incomprensión, sus titubeos, sus negaciones e impulsividad, como cuando desenfundó la espada para herir, cuando su maestro claramente estaba en contra de la violencia. Sin embargo, de acuerdo a varios reportes independientes, Jesús resucitado fue a aparecerse antes que nadie a él, como para confirmarlo en su encargo de “apacentar a sus ovejas”. Nunca en la Iglesia primitiva se puso jamás en duda la primacía del tosco pescador. Después de aquella funesta celebración de Pascua donde pareció terminar el sueño, el líder de los Doce fue el primero en salir del encierro, identificarse como seguidor del rebelde que acaba de ser crucificado, y ponerse a predicar con un valor que compensó con creces su anterior cobardía. Con él comenzó la Iglesia más numerosa del mundo.

Considerando todo esto, resulta extraño que se conozcan tan pocos detalles sobre su vida tras la muerte de Jesús. Que Simón “Cefas”, el pescador de Galilea es una figura histórica, es un hecho que nadie —ni siquiera los que dudan de la existencia de Jesús— pondría en duda. La evidencia textual va directamente hasta los años en que vivió en Jerusalén, y al menos un contemporáneo menciona un encuentro con él en sus escritos. Pero los detalles son escasos. Irónicamente la mayor parte de la información confiable proviene de otro líder cristiano con quien tuvo enfrentamientos: Pablo. Tradiciones y leyendas sobre la vida de San Pedro hay muchas —sin mencionar multitud de escritos atribuidos a él—; algunas pueden contener memorias históricas, otras son parábola; pero lo que no es leyenda es que en vida, y durante dos mil años, Pedro fue y ha sido objeto de acaloradas controversias. Si en verdad fue el líder de los apóstoles, ¿entonces sus sucesores (los obispos de Roma) tienen preeminencia sobre toda la cristiandad? Decir que esta pregunta definió por siglos la historia y el mapa del mundo cristiano es quedarse cortos.